Pan de soda de Waterford (Dan Lepard)

Irlanda. ¿Y qué sé yo de Irlanda? Pues lo que todos, más o menos. Verde, San Patricio, lluvia, Guinness, tréboles, maravillosos paisajes, acantilados para soñar cara el mar… ¡Gracias a Laura por comprarnos el billete hasta allí!

Estamos de vuelta con el reto repostero de Tothom a la Cuina, Reposteras por Europa, nos hemos ido a Irlanda a disfrutar de toda su belleza y yo, personalmente, del pan de soda, delicioso y además he aprovechado para estrenar por fin mi flamante libro Hecho a mano de Dan Lepard.

PanSoda_Devorame

Aunque el pan de soda es típicamente irlandés, su origen parece que se remonta a los indígenas americanos. La facilidad para hacer subir este pan sin levadura fresca y el bajo precio de esta preparación hicieron que fuera rápidamente adquirido por los irlandeses, ya que era la mejor manera de tener un pan sobre la mesa.

pan-soda-bread

El pan de soda fue introducido en Irlanda sobre el 1800 pero no es hasta pasado mitad de siglo que empieza a considerarse un pan irlandés, ya que las referencias hablan siempre de un pan típico americano.

PandeSoda-sodabread

En cualquier caso: ¡viva el pan de soda!

Y os dejo con la receta ya, sencilla, rápida y deliciosa.

PAN DE SODA DE WATERFORD, receta del libro Hecho a mano, de Dan Lepard

Ingredientes

300 gr harina integral floja

50 gr de avena molida

30 gr de manteca

200 gr de suero de leche a 20ºC

200 gr de leche entera a 20ºC

1/2 cucharadita de sal fina

1 cucharadita de bicarbonato

1 cucharadita de azúcar blanquilla

30 gr de fibra de avena, para la base del molde y espolvorear sobre el pan.

Preparación

En primer lugar, encender el horno a 210ºC.

Preparar el molde, tiene que ser cuadrado de unos 15-17cm, engrasándolo bien con mantequilla y con bastante harina integral. Espolvorear parte de los 30 gr de la fibra de avena en la base.

En un bol, mezclar la harina, con la avena molida y la manteca, deshaciéndola con los dedos mientras se incorpora a las harinas. Quedará una mezcla suelta y arenosa.

A parte, mezclar la sal, el azúcar y el bicarbonato y reservar.

En otro bol, incorporar la leche y el suero y agregar poco a poco la harina mientras se mezcla bien, para evitar grumos. Se puede hacer perfectamente con las manos, un tenedor o una espátula de cocina.

Cuando esté bien integrado y mezclado, añadir la mezcla de sal, azúcar y bicarbonato.

Verter en el molde y espolvorear con el resto de fibra de avena. Cubrir bien con papel de aluminio y meter en el horno durante 25minutos.

Pasado este tiempo, sacar, retirar el aluminio y hornear durante 25 minutos más.

Sacar del horno, dejar reposar un minuto y enfriar sobre rejilla.

* Si no tienes manteca de cerdo, le puedes poner mantequilla, pero estoy segura que el pan perderá en su característico sabor.

* El suero de leche se obtiene batiendo nata y dejándola cortar hasta conseguir mantequilla o con restos de preparación de queso casero, sino tenéis usad buttermilk, es decir 200gr de leche, cortada con el zumo de medio limón y reposada durante unos 10 minutos.

* Hay que tener especial cuidado en meter la masa rápidamente en el horno cuando le hayamos incorporado el bicarbonato, ya que este reacciona con el suero inmediatamente, y todo el tiempo que tardemos en meterlo al horno es tiempo que perdemos en la reacción de gas que se produce.

* Si no vais a comer el pan en el día o día siguiente a su elaboración, os recomiendo cortarlo en rebanadas y congelarlo, aunque tres días después estaba también estupendo, los sabores se van acentuando y al contrario que otros panes no se reseca.

Pan_Soda

Es un pan con un punto dulce, me recuerda a veces a los panes de maíz, la manteca le da un punto justo de sabor, profundizando el cereal. Tostado y sin tostar está delicioso, con tomates, con miel, tostado con aceite, o como en la primera foto, con un queso casero, su poquito de cebollino, aceite y sal… ¡pura delicia!

Estoy segura que lo repetiré más veces, lo he hecho dos veces en una semana, primero por problemas técnicos ajenos al pan y segundo, porque ¡nos ha encantado!

PanSoda-SodaBread

Ahora solo nos queda, disfrutar las recetas de las compis y esperar el próximo destino, con la chancleta preparada, para unas nuevas minivacaciones virtuales.

Montse

Fuentes: Hecho a mano, Dan Lepard.

www.sodabread.info

Pan ciabattoide

Así le he nombrado, bueno Ibán Yarza en el programa de Robinfood que os enlazo más abajo, porque no quería complicarme y porque no sé me ocurría nada mejor o más original, jeje…

Chapata

Os traigo hoy una receta que no os voy a copiar y que no vais a tener que leer, así que esta entrada van a ser básicamente fotos (que me volví loca y me he tenido que frenar para no subir todas), un vídeo y unas pocas palabrejas adorando, venerando, amando el pan… como viene siendo habitual últimamente.

Chapata

Cuánto más leo, veo y pruebo más me pica el gusanillo del pan, saber de harinas, levaduras, proporciones, el porqué de las cosas que pasan en una nevera, en un bol, entre agua y harina… ¡maravillas de la sencillez y la tradición! Hace tiempo que lo hice, pero cada día que hago pan me re-declaro PANARRA hasta la médula, friki-panarra y que me llamen todo lo que quieran, pero como explica Ibán en este y otros vídeos y en su libro, esa sensación de preparar algo con tus propias manos, con ingredientes tan sencillos, meterlo al horno, ver como sube y se dora, el aroma a panadería que empieza a inundar la casa… me pierdo y me entran ganas de levantarme para poner masa para mañana (luego lo haré).

Chapata

Ahora, aunque no os voy a escribir la receta porque no vale la pena que me esfuerce en algo que sé que no voy a poder transmitir como transmite el panadero en el vídeo, os voy a poner, eso sí, los ingredientes.

PAN CIABATTOIDE by Ibán Yarza

Ingredientes

500 gr de harina panificable (te la venden en la panadería, pero también se puede usar otra harina de super)

375-415 gr de agua MUY fría

10 gr de levadura fresca (3 gr si usáis de la deshidratada)

10 gr de sal fina

Preparación

Ahora os dejo el enlace al vídeo, y os cuento algunas cosillas de cómo lo he preparado yo, las cosas que he ido viendo durante las preparaciones

VIDEO IBAN YARZA EN ROBINFOOD

Pues ya veréis que es supersencilla la preparación de este pan y con unos resultados buenísmos, ay, pero ¡¡qué bueno está!!

Chapata

Hay que tener la precaución de organizarse el tiempo, es decir, sabemos que al menos la noche anterior tenemos que hacer la mezcla de la masa y dejarla en la nevera bien tapadita, para que fermente al menos 12 horas. Yo lo he tenido hasta casi tres días, también lo comenta en el vídeo, no hay problema porque al estar en nevera la fermentación es muy lenta y no se va a pasar.

En cuanto al agua he puesto desde 400 a 415 las diferentes veces que lo he hecho. Con 415 gr vas ahí un poco al límite y cuesta pelín más manejar la masa y hay que estar más pendiente en los plegados porque enseguida se expande y también dejarlo en el horno un ratín más una vez lo has apagado, para que seque bien la miga, aunque hay que saber que es un pan húmedo y por tanto es normal que lo sea también un poco la miga.

Luego, tenemos que tener en cuenta también que antes de meterlo en el horno vamos a necesitar entre 2 y 2 horas y media, para darle los pliegues necesarios y que tenga su tiempo de reposo y levado ya a temperatura ambiente y su media hora de horneado, por eso piensa a qué hora quieres darle un buen bocado al pan para preveer el momento en que tienes que empezar con el primer plegado en mesa y luego a la bandeja.

En la mesa, no hay que tener miedo de poner harina, porque es una masa que pesa mucho y muy húmeda y es fácil que pueda pegarse un poco en la mesa de trabajo, por eso harina a discreción… De ahí pasa a la bandeja, donde tampoco hay que dudar con el aceite, un buen aceite y una buena cantidad, pues durante el levado y reposo la masa va a ir chupando ese aceite y no queremos que se nos pegue en la bandeja.

Para manipularlo tener, cuando estemos usando la harina en mesa, las manos enharinadas para que no se nos pegue la masa y no la desgarremos, y cuando haya que darle los pliegues es importante también untarnos las manos con aceite y así evitamos que se nos quede la masa pegada.

Y poco más, seguir los consejos de horneado porque si se sigue el paso a paso que nos muetra realizaremos un pan buenísimo, yo no olvidaré las primeras que preparé, que son las que estáis viendo en las fotos…

Bueno, y aunque quería escribir poquito, me he despachado a gustico, jeje… Solo puedo deciros: panarras, a vuestras harinas, que esto está chupao, de fácil y de bueno!

Chapata

Ala, ahí os dejo el reto, si las probáis contadme! Yo me voy a poner masita para mañana :)

Baguettes exprés infalibles

PAN, PAN, PAN… Y MIL VECES PAN!!!!

¿Qué tendrá el pan que nos transporta cuando lo preparamos en casa? Al menos a mí… esas técnicas tan complicadas como son el amasado y la espera, esas herramientas imposibles de encontrar: una rasqueta, un bol y un trapo para cubrir, ingredientes tan sofisticados como agua, harina y sal, ese sentimiento cuando del horno empieza a salir el aroma del pan tostándose, volviéndose crujiente ante nuestros ojos, dejando en casa un aroma con siglos de antigüedad… ¡Cuánto me encanta hacer pan!

Baguettes

Es una de las preparaciones que más satisfacción me produce realizar, si no la que más… porque una tarta, un bizcocho, incluso un macaron… sí, bien… pero un pan crujiente, tierno por dentro, con un montón de agujeros en su masa… ¡incomparable! De lo mejor, la cara de mis peque-sobris cuando se zampan un bocata con mi pan, o cuando dos barras se comen en una sentada…

Baguettes

Como sabréis algunos, intento hacer pan bastante a menudo y voy probando recetas y sobre todo viendo vídeos y leyendo mucho, mucho… sobre harina, levaduras, amasados… de paso los reyes magos me han dejado el libro de Ibán Yarza, Pan casero y el de Dan Lepard, Hecho a mano, así que estoy en plan panarra total!

En fin, hace unos tres meses encontré esta receta de baguettes, la probé y me encantó; desde entonces no sé cuántas veces la he preparado, y siempre salen (a no ser que se te quemen, que también me ha pasado) riquísimas, pero recordad que es una receta de baguettes no de barra de pan como las que estamos acostumbrados, quiero decir que la miga es un poco más compacta que la de nuestras barras, al menos más que las barras que compro yo en la panadería.

Baguettes

Y voy a la receta, porque me lio sola y como nadie me corta pues sigo y dale y dale… ¡jajaj! Si alguien sigue ahí, voilà!

BAGUETTES EXPRÉS INFALIBLES

Ingredientes

490 gr de harina (también las he hecho con 450 gr harina de trigo y 40 gr de harina de centeno)

300 gr de agua

5 gr de azúcar

10 gr de sal

5 gr de levadura de panadería deshidratada (equivalen a 15 gr de levadura fresca)

Preparación

La preparación es muy sencilla, por algo son exprés e infalibles. Yo las preparo de dos maneras, dependiendo del tiempo que tenga o de si mi memoria funciona correctamente.

En un bol mezclamos bien todos los ingredientes y lo dejamos reposar, cubierto, durante 10-15 minutos. Según explican, este reposo sirve para que la masa se relaje y manipularla sea mucho más sencillo. Pasados estos minutos de “relajación”, untamos nuestra mesa de trabajo con una cucharadita de aceite o agua y amasamos nuestra masa durante unos 4-5 minutos; para amasarla utilizamos una técnica de lo más sencilla: estiramos la masa, sin desgarrarla para no romper el gluten, plegamos sobre sí misma y damos un cuarto de vuelta, así continuamente durante estos 5 minutos. Veréis cómo la masa va cambiando bajo vuestras manos gracias al amasado.

Después de amasar, podemos hacer dos cosas:

  • cubrimos bien el bol donde va a reposar la masa y lo ponemos en una zona cálida durante unas dos horas. En invierno es más complicado,a  veces, encontrar esta zona cálida, podéis dejar levar en el horno, lo podéis calentar a 20ºC, apagarlo y meter la masa dentro.
  • cubrimos el bol con film transparente, dejamos reposar media horita y metemos el bol en la nevera hasta el día siguiente, para hacerlo así, amasamos por la noche y así por la mañana solo nos quedará una hora u hora y media de levado. Esta forma de hacerlo viene bien porque dejamos mucho tiempo para el levado lento de la masa y además nos permite tener el pan listo por la mañana en un par de horas o dos horas y media como mucho. Lo sacaremos de la nevera a la mañana siguiente y dejaremos media horita para que tome un poco de temperatura.

Después del primer levado, ya sea en zona cálida un par de horas, ya sea en la nevera toda la noche, untamos con aceite o muuuuy poquita harina la mesa de trabajo, y sacamos nuestra masa del bol, veréis las burbujas de aire, notaréis el aroma de la levadura y la harina reposada… Aplanamos suavemente con las manos, sin hacer mucha fuerza ya que no hay que sacar todo el aire que ha ido adquiriendo la masa, y cortamos la masa por la mitad con la rasqueta o un buen cuchillo. Atención: siempre cortar la masa, NO desgarrarla.

Tomamos una mitad, la aplanamos y la plegamos sobre sí misma de arriba hacia el centro/mitad de la masa, y de la misma manera de abajo hacia el centro, presionamos en cada pliegue para que la masa no se abrá al levar y rodamos un poco la masa para darle la forma de baguette. Por último, depositamos en el molde/bandeja para baguettes y repetimos el proceso con la otra mitad de nuestra masa.

En el link de la receta original podéis ver un paso a paso con las fotos, prometo hacer las fotos la próxima vez que haga las baguettes y actualizar la entrada, porque por mucho que una intente explicarse bien una imagen vale más que mil palabras.

Cuando ya tenemos las dos baguettes formadas y en su bandeja, espolvoreamos con harina, simplemente para que el paño con el que las vamos a cubrir no se nos pegue al levar la masa. Dejamos levar una hora o una hora y media. Podéis hacerlo otra vez dentro del horno, para evitar corrientes de aire, frío y que se seque la masa.

Precalentamos el horno a 250ºC (si habéis metido las baguettes a levar dentro, sacadlas! Ya sé que parece tonto decirlo, pero a veces nos despistamos en lo más sencillo), ponemos la rejilla dentro a media altura, y colocamos un recipiente vacío en la parte inferior del horno.

Hacemos nuestros cortes a los panes, metemos las baguettes a hornear, inmediatamente vertemos medio vaso de agua en el recipiente que antes hemos puesto a calentar en el horno, para que se cree el vapor que nos dará el dorado y crujiente de nuestras baguettes. Bajar, tras diez minutos de cocción, un poco la temperatura del horno, a unos 220ºC, y después de media hora de cocción total, sacamos las baguettes y dejamos enfriar.

Baguettes

Luego ya, solo nos queda disfrutar de nuestro delicioso e infalible pan casero.

Espero que la explicación esté bastante clara, si necesitáis alguna aclaración no dudéis en dejarme un comentario y os contestaré encantadísima, o si véis algo que no está bien explicado, para poder corregir y actualizar la entrada. Haré pronto las fotos del paso a paso y actualizaré la entrada en unos días, pero no quería dejar pasar más tiempo sin publicarlas.

Baguettes

En fin, si alguien llegó hasta aquí solo puedo decirle: valiente!!! jajaja! y muchas gracias!!

Pan de centeno

Pan, mmmm, pan!!! de trigo, centeno, maíz… de lo que sea! Hacer pan en casa es una auténtica delicia, el olor de levadura, verlo subir y ese aroma a pan recién horneado que no se puede comparar con nada.

Me encanta el pan de centeno, creo que más que el de trigo, cualquier pan que lleve mezcla de harinas tengo que probarlo! Este es el segundo pan de centeno que hago en casa y aunque se acerca mucho a lo que me gustaría que fuese, tengo que seguir probando pero está muy rico y al cortarlo me ha venido un aroma riquísimo.

Pan de centeno

No sé cuánto me he pasado buscando una receta que me parezca que va a salir buena y al final ayer entre mil recortes de revistas y apuntes encontré esta, no sé de dónde la saqué, seguramente la copié de alguna revista que no me pertenecía y no pude arrancar, jeje!

Pan de centeno

Aquí os la dejo, ha salido un pan bastante coqueto, creo yo y muy rico, con el tomatito y el café de la mañana estaba de vicio.

Pan de centeno

Ingredientes:

300 gr de agua tibia

25gr de levadura de panadero fresca

300gr de harina de centeno

200gr de harina de trigo integral

1cucharadita de cafe de sal fina

Preparación:

Muy sencillo: diluímos la levadura en el agua y la dejamos unos minutillos, mientras preparamos el resto de ingredientes.

En el bol de la amasadora o en un bol cualquiera si lo hacemos a mano, vertemos el resto de ingredientes. Añadimos el agua con la levadura y amasamos unos 3-5 minutos a máquina, a mano ya sabéis que hay que trabajarlo un poco más. Dejamos levar una hora.
Pasada esta hora le damos la forma que queremos, realizamos los cortes (yo siempre tengo miedo de cortar muy profundo y se me ha quedado ahí una cruz de quiero y no puedo, a la próxima hasta el fondo, jeje) y dejamos levar una media hora o cuarenta minutos más.

Precalentamos el horno a 210ºC, sólo abajo, introducimos el pan en el horno después del segundo levado y horneamos durante 45 minutos aproximadamente.

Sacamos del horno y ponemos a enfriar sobre rejilla.

Pan de centeno

Ya está, supersencillo, que para complicarnos la vida ya tendremos tiempo, ¿no?