Tarta de calabaza

Yo sigo con mis dudas sobre si el otoño ha llegado o el mes de agosto se instauró y nos hemos quedado estancados en el verano 2013 para los restos… Hace mucho calor, estamos perdiéndonos el otoño y con él las ganitas de platos de caliente, de enchufar el horno solo porque sí y de probar las recetas otoñales que tenía por ahí reservadas… si es que te dan ganas de preparar mojitos, helados, granizados… en fin!

De todos modos, los frutos de temporada llegan igual, aunque también permanecen muchos del verano, y como para las calabazas no hay época (si te las tienen que dar te las dan) pues aquí os traigo esta deliciosa tarta de calabaza, tan cremosa que piensas que es una crema pastelera con un poco de color… (conste que sólo probé una cucharada, snif!) y la masa quebrada otra delicia!

Tarta calabaza /pumpkin pie

Ya no os suelto más rollo, empiezo ya a contaros las dos recetas.

Tarta de calabaza (Pumpkin pie, tarte à la citrouille… como queráis llamarla)

En primer lugar, hablemos de la base, masa quebrada francesa

Ingredientes

250 gr de harina

125 gr de azúcar blanco

125 gr de mantequilla con sal

1 huevo

ralladura de limón (aunque para esta tarta yo le puse de naranja)

Preparación

En un bol para máquina metemos la harina, el azúcar, la mantequilla troceada, el huevo y la ralladura que hayamos elegido. Mezclamos todo hasta que la masa se despegue fácilmente de las paredes del bol. Si lo hacemos a mano, ponemos todos los ingredientes excepto el huevo, y juntando las manos mientras cogemos los ingredientes conseguimos una masa arenosa, cuando tenemos todos los ingredientes incorporados añadimos el huevo y mezclamos bien dejando la masa en bola.
Sacamos la masa del bol y la estiramos, la colocamos sobre su molde, una bandeja de 24 o 26 cm de diametro y reservamos en la nevera. Esta masa no necesita reposo normalmente, pero esta vez la puse en la nevera para preparar en este tiempo la crema de calabaza; si la hacéis para otra preparación recordad que no hace falta que repose, ni que enfríe… la podéis utilizar directamente.

A continuación la receta para la crema de calabaza

Ingredientes

380 gr de calabaza asada

230 ml de leche condensada

80 gr de azúcar de caña

1/2 cucharada de canela en polvo

1/2 cucharada de jengibre

1 pizca de sal

2 cucharaditas de harina tamizada

Preparación

La preparación de esta crema es de lo más complicada, vais poniendo todo en un bol y mezcláis bien.

Para terminar, con el horno precalentado unso 180º metemos la masa en blanco, con un peso encima (preparad un papel de horno con unas legumbres encima) para que no suba y horneamos la masa durante 10 minutos. La sacamos del horno y retiramos el peso, vertemos enseguida la crema de calabaza sobre la masa y la volvemos a meter al horno, que habremos subido hasta los 200ºC y dejamos hornear alrededor de 45 minutos o una hora, ya sabéis que esto de los tiempos de cocción a veces varía. También dependerá de si el molde es un poco más pequeño o grande, así que lo ideal es sacarla cuando la masa está doradita y ha subido un poco (tranquilos, vuelve a bajar!)

Tarta de calabaza /pumpkin pie

Dejamos enfriar y desmoldamos o presentamos en el molde de horneado. La nata montada la acompañará perfectamente y también nos servirá para decorar la tarta… En la mía no lo hice porque aún estaba templadita cuando hice las fotos y eso hubiera fundido la nata, pero sí la disfrutaron con nata montada.

Tarta de calabaza /pumpkin pie

Es una tarta suave, dulce y muy cremosa… el sabor sorprende y te gustará aunque no te guste la calabaza, prometido!!!

Espero que os haya gustado, comentéis y compartáis a tope, jejejej!! No dudéis en contarme si realizáis alguna de las recetas del blog! Hasta la próxima y ¡muchas gracias por la visita!

Ah, casi se me olvida, la receta de la crema la encontré (después de miles de visitas) en este blog francés:  chezlestiocs.canalblog.com

TARTE CROUSTIFONDANTE MOUSSE à l’ORANGE vs CHOCOLATE

No me puedo creer que por fin haya encontrado un momento con unas ganas más o menos para escribir esta receta. Las últimas dos semanitas han sido de miedo, largas e intensas, pero por fin creo que recupero un poco la normalidad y espero ponerme al día con todas las recetillas que tengo por ahí pendientes para enseñaros.

Empiezo por el principio, como debe ser, ¿no? y como veis os traigo esta maravilla de tartita. Parece poca cosa pero os aseguro que os quedaréis con la boca abierta, bueno, bien cerrada para saborearla en todo su esplendor. Desde la masa al ganache cremoso pasando por la mousse es una auténtica delicia, y como suele pasar con estas cosas salió gracias a una ausencia de ciertos ingredientes; os digo desde ya que tengo pocas fotos y malas, así que no hagáis mucho caso a la vista, por si acaso… )

Lo primero que quiero hacer antes de empezar a daros la receta es darle las gracias a Pan y Azúcar por dejarme la receta de la crema de naranja, aunque luego hice un poco lo que pude con lo que tenía en casa tengo que probar la crema porque debe ser estupenda, si tengo en cuenta como quedo la mousse.

Pues bien, empiezo con la retaíla de recetas para completar esta Tarta de mousse de naranja y chocolate.

Con el ganache recién extendido

Con el ganache recién extendido

Para la masa os remito a la Tarte croustifondante donde está explicado el procedimiento para esta masa quebrada.

Crema de naranja, os dejo entre paréntesis los cambios que tuve que hacer.

Ingredientes:

Zumo de dos naranjas (no las escogí demasiado grandes)

Zumo de 1/2 limón

ralladura de naranja y limón

45 gr de mantequilla (30 gr para mi receta)

22 gr de maizena

145 azúcar (120 gr de azúcar)

3 huevos (solo tenía dos)

El procedimiento para realizarla es muy sencillo; lo ponemos todo en un bol al baño María y vamos removiendo hasta conseguir la crema. La mía quedo más líquida de lo habitual aunque tenía una buena consistencia. Aproveche un par de claras (60 gr) que tenía de una crema pastelera y las monté a punto de nieve y luego las mezcle con la crema, ya enfriada, con movimientos envolventes para no perder la consistencia de las claras.

Con la masa ya fría, verter la mousse de naranja sobre ella y meter en la nevera para que enfríe. Mínimo un hora antes de ponerle el ganache.

Tarte mousse naranja

Ganache cremoso de chocolate blanco y negro

Este ganache no os quedará como los que usamos habitualmente para decorar tartas o rellenar, queda cremoso y muy suave. No quería una cobertura demasiado consistente para esta tarta, así que pense que variando un poco las cantidades tal vez saldría algo bueno, ¡salió!

Ingredientes:

100 gr de chocolate blanco

100 gr de chocolate postres

200 ml de nata

En un bol troceamos el chocolate blanco y el negro, reservar. En una cazuela calentamos hasta llevar a ebullición la nata y en este punto vertemos sobre el chocolate y tapamos el bol durante 3 o 4 minutos, pasado este tiempo removemos hasta conseguir la crema. Dejamos enfríar antes de verter sobre la tarta, no demasiado que esté manjejable para poder extenderlo sin problemas sobre la mousse. Volvemos a meter al frío hasta el momento de degustar la tarta. Podéis sacarla de la nevera un poco antes de comerla, para que la masa esté a temperatura menos fría y apreciarla así mejor.

Y por último os dejo la fotito que puse en fb, justo mientras me estaba zampando a nuestra prota de hoy… lo que yo os diga, pocas fotos le hice, es que no tenía esperanzas de que tuviera buen resultado, ¡jeje!

De postre, en el desayuno, al final del día... perfecta en cualquier momento!!

De postre, en el desayuno, al final del día… perfecta en cualquier momento!!

Si os gusta la pareja que hacen naranja y chocolate os aconsejo probar esta tartita, supersencilla y con un resultado sorprendente, espero que se entienda algo de la explicación porque la receta está como yo últimamente, un poco desordenada, jeje!

Muchas gracias por pasaros por aquí, y a sus hornos!!!

Tarte croustifondante

Vaya nombrecito le pusieron a la tarta (aunque le viene al pelo porque es crusti y fondant, jeje)… simplemente: ¡¡Tarta explosión de chocolate con una base que está de locura!!

tarta croustifondante

A veces nos metemos en la cocina y sin querer nos complicamos la vida cuando lo más sencillo es también delicioso, por eso tenía unas ganas locas de hacer esta tarta (tengo la receta hace casi un año) y por fin me he puesto a ella, a mi personalmente me gustó mucho porque soy una amante del chocolate en todas sus formas y presentaciones, y porque la masa (que ya había usado en otras tarta) es una de mi preferidas en su especie.

Esta tarta, típica francesa, es muy fácil de preparar,pero tenemos que tener en cuenta el tiempo que vamos a necesitar para realizarla,por un lado hay que dejar enfriar la masa antes de hornearla, hay que dejar el tiempo para que se enfríe la ganache del relleno y también la cobertura final.

El molde que vamos a necesitar es de 24cm según la receta, yo utilicé uno de 28cm, porque es el que tengo; la masa es más que suficiente para este tamaño, pero si podéis os recomiendo utilizar el molde de 24cm porque el ganache quedará en una capa más gruesa.

Vamos allá con ingredientes y preparación:

Para la masa:

1 vaina de vainilla

2 yemas

200gr harina

40gr almendras molidas

120gr azúcar glace

150gr mantequilla

2 pizcas de flor de sal (en su defecto sal gruesa nos sirve igualmente)

Preparación de la masa: partimos la vaina de vainilla en dos y sacamos bien los granos, los mezclamos con las yemas y reservamos.

En otro bol (en el de la máquina que uséis para amasar) y añadir la harina, la almendra molida, el azúcar glace, la sal y la mantequilla en daditos. Mezclar hasta conseguir una masa arenosa y añadir las yemas. Mezclar bien y sacar la masa del bol, trabajarla en bola y aplanar con la mano, cubrir bien con film transparente y meter a frío alrededor de una hora.

Tras esta hora, precalentar el horno a 180ºC. Extender la masa con ayuda de un rodillo y preparar el molde, bien con papel bien con mantequilla. Disponer la masa en el molde y pincharla con un tenedor en la base. Cubrir la masa con papel de hornear y por encima le ponemos garbanzos, por ejemplo, para que no suba la masa. Horneamos durante 15 minutos y sacamos la tarta para retirar el peso. Volvemos a meter al horno 10 minutos más, la masa se dorará un poco, pero no en exceso o se nos partirá al cortarla. Dejamos enfriar.

masa quebrada

Para la ganache:

250gr de chocolate de pastelería con leche

200ml de nata

Preparación de la ganache: partimos el chocolate en trocitos. Llevar la nata a ebullición y verter todavía hirviendo sobre el chocolate. Tapar y dejar reposar 3 minutos. Mezclar bien y verter sobre la masa. Dejar enfriar y meter en la nevera durante una hora.

Para la cobertura:

100gr de chocolate negro de pastelería

30gr de mantequilla

30gr de azúcar glace

Preparación de la cobertura: fundir el chocolate negro con la mantequilla al baño María. Mezclar y añadir el azúcar glace, mezclar bien la crema. Verter tibio sobre la ganache y dejar enfriar a temperatura ambiente.

Lista la niña del chocolate, mmm, ¡qué tarta! Para decorar dejar volar la imaginación, yo esta vez solo le puse un poco de azúcar glace espolvoreado pero tengo planes importantes para esta tarta y unas buenas frambuesas o fresitas…

tarta croustifondante

Espero que os guste la recetita y si la probáis ya sabéis, a compartir los resultados!! Y si la mejoráis también, eh???

tarta croustifondante

GRACIAS!!! Hasta bien prontito!!

La receta la saqué de la revista Régal, nº46.