PASTEL DE CHOCOLATE, NATA y fresas

Pastel de chocolate, nata y fresa o tarta especial para mi papi, que se merece esto y muchísimo más!! Solo por aguantarme ya tiene barra libre de dulces para toda la vida y todo lo que quedaré debiendo… jejeje!

En fin, este es el pastelillo que preparé para celebrar uno de sus días (contamos también su cumple, su santo y su porque sí!). La verdad es que no es muy complicado complacerle porque tiene un saque que no veas y encima es que todo le va bien, bueno él dice que todo no pero sí todo lo que prepara su hija, jeje!!

Pastel chocolate y nata

Total, que me decidí por preparar este maravilloso bizcocho vegano, que es jugoso, sabrosísimo y cuya receta encontré el otro día mientras me dedicaba a organizar (léase tirar) papelajos que tenía acumulados yo creo que desde otra vida, buff, casi me toca coger un carretillo para bajarme al contenedor del papel, jeje! pero lo bueno de pasar tooooda una tarde liberándome de papeles es que encontré en una libreta vieja esta receta, al principio pensé que estaba incompleta porque estaba todo copiado como a mitad… pero no!! De incompleta nada, está completa, perfecta y encima deliciosa; lo mismo podemos usarlo para tener un sencillo bizcocho de desayuno o para rellenarlo y convertirlo en una tarta espectacular. Desde que lo encontré lo he preparado dos veces, una relleno de crema pastelera y cubierto de ganache de chocolate y el que os presento hoy con nata y nata de chocolate y almibar de fresas, para quitarnos las penas de un año por lo menos…

Pastel chocolate y nata

Allá voy, empiezo con las recetitas para conseguir esta deliciosa tarta, porque son unas cuantas, ¡jeje!

Bizcocho vegano de chocolate

3 tazas de harina

2 tazas de azúcar moreno

6 cucharadas de cacao

2 cucharaditas de bicarbonato

1 cucharadita de sal

9 cucharadas de aceite de girasol

2 cucharadas de vinagre

1 cucharadita de esencia de vainilla

2 tazas de agua fría

Preparación:

Precalentamos el horno a 210ºC. Al hornear el calor solo abajo, para que no se nos queme la parte de arriba y se haga poquito a poco.

Mezclamos primero los ingredientes secos (harina, azúcar, bicarbonato, sal, cacao), reservamos y mezclamos el resto de los ingredientes, es decir, los húmedos(aceite, vinagre, agua, vainilla). Unimos todos los ingredientes y batimos bien, a mano, no es necesario batir con las varillas. Lo vertemos en un molde de unos 22 – 24cm de diámetro.

Horneamos durante 1hora y 15 minutos a 210º, pincharlo antes de sacarlo por si acaso y si no está listo dejarlo unos diez minutillos más, podéis dejarlo 5 minutos en el horno una vez apagado. Veréis que es un bizcocho muuuy jugoso y como habéis leído es superfácil de preparar.

Bizocho vegano de chocolate

Almíbar de fresas

100 ml de agua

100 gr de azúcar

10-12 fresas maduritas y bien sabrosas

Lo ponemos todo al fuego, las fresas troceadas, y dejamos hervir a fuego bajo unos 5-8 minutos. Lo pasamos todo por la batidora y reservamos hasta que enfríe. Lo utilizaremos para mojar el bizcocho, aunque como os digo es muy jugoso y no es necesario, pero es que le da un toquecillo de sabor tan rico…

Relleno y cobertura

La tarta está rellena y cubierta de nata, el relleno normal y la cobertura hecha de nata de chocolate (extremadamente deliciosa).

Para la nata:

600 ml de nata para montar

1 vaina de vainilla

2 cucharadas de azúcar glace

En un bol verter la nata, que tiene que estar bien fría, y añadir los granos extraídos de la vaina de vainilla. Batir. Cuando tenemos la nata montada casi del todo añadimos el azúcar. Atención a parar de batir a tiempo porque se nos puede cortar. Preparar la nata el momento justo de rellenar la tarta.

Cobertura, nata de chocolate:

Esta nata tenemos que prepararla desde el día anterior a su utilización.

100 gr de chocolate de postres

50 gr de azúcar blanco

500 ml de nata para montar

Trocear el chocolate y mezclar con el azúcar.

Verter la nata en un cazo y llevar a ebullición, añadir el chocolate y el azúcar y remover con las varillas. Cuando esté todo disuelto dejar enfríar y meter en frigorífico al menos 8 horas. Batir como nata normal, monta muy rápido y es deliciosa, cremosa y esponjosa… Soy fan total, jaja.

Pastel chocolate y nata

Montar la tarta

Muy sencillo. Partimos el bizcocho en tres partes y cada cual la vamos a cubrir con el almíbar, dejándolo unos minutos para que penetre bien en el bizcocho, porque hay que tener en cuenta que es un almíbar bastante denso al tener las fresas. Cubrimos con una buena capa de nata en blanco y repetimos la operación con la segunda capa de bizcocho. Para terminar, cubrimos con el último disco de bizcocho y lo empapamos también de almíbar.
Una vez tuve esto listo, lo deje asi, cubierto en la nevera durante toda la noche. Monté la nata chocolateada y lo cubrí y le hice la sencilla decoración el mismo día que nos lo íbamos a zampar.

Pastel chocolate y nata

Mi sobrino más pequeño, que tiene 5 años, se comió dos pedazos de tarta, uno detrás de otro, como si no hubiera mañana y como sino hubiera comido en todo el mes, ¡jajaja! pero lo entiendo, porque la tarta es tan cremosa, suave y delicada… en verdad, es purita envidia de no poder comerme yo también uno o dos o tres trozos, jejeje…

Pastel chocolate y nata

Pues bien, devoradores, hasta aquí os he dado la paliza con la tartita… de verdad, probarla porque es increíble… ya no se me ocurren más adjetivos para describirla, espero que os haya gustado!

Hasta la próxima, espero (lo intentaré) que no pase tanto tiempo como esta última vez,

¡abrazote!

Anuncios