GALLETAS, galletas, galletaaaaas!!!

(desde el 21 de diciembre tengo esta entrada empezada… lo mío no tiene nombre! aunque me consuelo pensando en el “más vale tarde que nunca” jijiji! Espero que os guste y probéis a hacer las galletitas, son un vicio, jeje)

Pues sí, este post va ir de galletas, por si el título dejaba muchas dudas a la imaginación, jeje!!

Tanto preparar galletas últimamente he pensado que ya pongo bien la recetita y a ver si alguien se anima a prepararlas para mi, aunque casi diría que mejor otra cosa, porque a este paso me veo preparando galletas sonámbula! jajaja!!

Galletas viajeras

Galletas viajeras

Intentaré no ser tan pesada como otras veces, por los que leéis y por mi, que no tengo mucho tiempo: tengo galletas para hornear, y no es broma, me están esperando desde hace un rato, pero… buff, más galletas!

La verdad es que no se me había pasado por la cabeza y una amiga me dijo: porqué no pruebas a hacer galletitas danesas??? y claro, tardé un par de semanas pero a ello me puse. Y es que no se me pueden decir esas cosas, porque si me comentan algún postre o receta o algo nuevo para probar no me puedo aguantar!!! tengo que intentarlo, aunque a veces tarde meses, jejej… es mi modus operandi, qué se le va a hacer!!

galletas danesas II

Pues bien, como todo esto cuando no conoces una receta tampoco sabes si las que estás mirando son las más adecuadas, si conseguirás el punto que quieres, porque a veces pruebas recetas que no sabes porqué y aún siguiéndolas al pie de la letra no salen y eso fastidia un poquito, no??

Bien, pues me decidí por una que realmente salió buena no, exquisita! madre mía estas galletas están buenísimas!! Si las haces con ganas e ilusión te salen ricas, si las haces un día con poco ánimo salen ricas, si te da por probar cambiando las especias te salen ricas, vamos que sí o sí estas galletas están buenísimas siempre.

Las primeras

Las primeras

Os dejo dos variantes, la original y la variante que le hice para las galletitas de jengibre (tampoco es un cambio muy radical de ingredientes), mmm!!

Ingredientes

375 gr de harina

200 gr azúcar

225 gr de mantequilla a temperatura ambiente y ya blandita

1 huevo

1 cucharadita de esencia de vainilla

1 cucharada de zumo de limón

½ cucharadita de sal

Batir la mantequilla con el azúcar, unos minutitos, para que el azúcar se deshaga bastante. Añadir el huevo, la esencia de vainilla, el zumo de limón y seguir mezclando (si lo hacéis a maquina a mínima velocidad y luego con la harina ir aumentando a medida que veáis que le va costando un poquito a la máquina.

Añadir la harina, yo lo hago poco a poco por ir viendo como va cogiendo la masa. Cuando está toda bien incorporada amasar a mano.

Hacemos dos bolas con la masa y las envolvemos en film transparente, yo las aplano un poco, para que sea más fácil de estirar con el rodillo después. Las metemos en el frigo, alrededor de una horita; la masa tiene que estar bien fría para que salga bien del cortador de galletas, así conseguimos las galletas igualitas, aunque mis hombres de jengibre suelen ser uno de cada manera, jeje! pero no me importa, en la variedad está el gusto, no??

galletas danesas IV

Cuando ya tenemos la masa fría y por tanto, más durita, la sacamos y la estiramos con el rodillo, es posible que os cueste un poco, pero como os digo es más fácil si en lugar de en bola la guardáis ya un poco aplanada. La dejamos de unos 5mm de grosor, creo (echar un vistazo a la foto) y pasamos a cortarla con los cortadores que hayamos elegido y las disponemos sobre una bandeja de horno cubierta de papel.

Es más cómodo estirar la masa con un papel de horno cubriéndola porque así evitamos que se pegue al rodillo

Es más cómodo estirar la masa con un papel de horno cubriéndola porque así evitamos que se pegue al rodillo

Antes de este proceso, encender el horno y precalentar entre 200ºC y 220ºC. Una vez tenemos las galletas preparadas sobre la bandeja, no es necesario separarlas mucho puesto que no crecen al hornear, metemos la bandeja en el horno entre 8 y 10 minutos, o hasta que los bordes empiecen a dorarse un poquito. Dejar enfríar en la bandeja, por lo que es interesante tener un par o tres bandejas de horno, porque con estas medidas salen bastantes galletitas.

galletas danesas V

Con unas guinditas (las mías igual eran un poco grandes)

Con unas guinditas (las mías igual eran un poco grandes)

galletas danesas VII

Para las galletas de jengibre, que están riquísimas y muy sabrosas: añadimos a la masa anterior 1 cucharada de canela y dos o dos 1/2 de jengibre, a mi me gustan con mucho sabor a jengi así que siempre me parece que me quedo corta y les suelo echar luego otra(s) pizca mientras voy amasando, jeje! No pongo la esencia de vainilla cuando las hago así.

Jengibre

Jengibre

Jengi man!!

Jengi man!!

Danesas de ayer, hoy y siempre (jeje)

Danesas de ayer, hoy y siempre (jeje)

Bueno, pues por fin, por fin, acabé la entradita de las galletas que poco más y tardo un mes en tenerla lista, qué malo es perder la rutinaaa, bueno, malo no que a mi me ha venido de vicio!! y ahora debería ser el momento en el que prometo una entrada mínimo a la semana, pero como no está bien hacer promesas que no sabemos si vamos a cumplir, pues os digo que le pondré empeño para hacer entraditas más seguidas y también intentaré tener la camarita a mano para hacer muchas fotos de la elaboración!

GRACIAS POR LEER, COMENTAR Y COMPARTIR!!  Se agradecen mucho los comentarios, no os cortéis! jajaja!! Besoooos!!!!

PS: la recetita la saqué de aquí: http://www.cocinillas.es/2012/05/receta-de-galletas-danesas/

Tejas y Lenguas de gato, éxito asegurado!

Me lo repito cada día: “Montse, te tienes que organizar” pero por una me entra y por la otra me sale… Tengo mil cosas empezadas que no sé cuando voy a terminar pero bueno, será que no tengo tiempo!! Jajaja!!

Bueno, pues después de mucho pensar hoy os traigo un par de recetitas muy facilonas y muy riquísimas: tejas y lenguas de gato! Dos tipos de pastas o galletas muy ligeras, crujientes y sabrosas! Eso sí, cuidadín, parecen inofensivas porque son pequeñitas y tan finas pero las carga el diablo, digo que las carga de calorías a base de bien, jejeje!!

       DSCN8957

DSCN8963

Pues aquí van las recetitas,

Para unas 30 tejas
75 gr de harina

150 gr de azúcar

60 gr de almendras laminadas

3 claras de huevo (si lo hacéis con las pasteurizadas hay que contar que cada clara pesa unos 30 gr aproximadamente)

75 gr de mantequilla fundida y vuelta a enfriar

vainilla y una pizca de sal

Primero fundimos la mantequilla, hay que dejarla enfriar y que coja cuerpo de nuevo.

Mezclar la harina, el azúcar y la pizca de sal. Añadir, en tres tandas, las claras y mezclar y continuar con la mantequilla. Mezclar bien. Por último, añadir las almendras y la vainilla.

Precalentar el horno 200ºC

Con la ayuda de dos cucharas hacer pequeños montoncitos sobre una placa de horno cubierta de papel o engrasada con mantequilla. Mojamos un tenedor en un poco de leche y vamos estirando un poco los montoncitos hasta conseguir el tamaño redondito y plano de las tejas (bueno, plano antes de hornear). Si os apetecen con más almendrita, podéis ponerle unas cuantas láminas más por teja cuando ya las tengáis bien extendidas.

Horneamos durante 7-8 minutos; en cuanto las sacamos del horno, las despegamos de la placa y las ponemos bien en sobre un rodillo, o sobre botellas redonditas (lo que tengamos en casa, siempre bien limpio), para que las tejas tomen su forma de teja, claro!!

Algo así:

DSCN8949

El resultado final debe ser una cosa así, efecto teja, jijij!! (estoy de un chisposo hoy!)

DSCN8952

Lenguas de gatoooo!!

Y aquí vienen las lengüitas de gato, os pongo las dos recetitas, porque las hice el mismo día ya que son tan rápidas y sencillas de hacer y se complementan muy bien, para la hora del cafelito, el té o porque resulta que pasé por delante del plato y se pusieron todas las galletas a llamarme a la vez para que les diera un “bocao”!, jeje!

DSCN8956

Para unas 40 lenguas de gato (a mi esta vez me salieron menos; resulta que metí la primera hornada y yo las miraba y pensaba: jo, están como muy líquidas; no recuerdo yo que las otras veces me quedaran así; no cogen cuerpo… Claro!! ¿qué cuerpo iban a coger si no les había puesto la harinaaaaaaaa!? pero vamos, a mi no me pasó como al que se le olvidó la levadura y de ahí le salió la genial receta del brownie, no no… yo lo recogí todo de la bandeja y lo tiré a la basura, jeje)

Pues eso, para unas 40:

75 gr mantequilla blandita

100 gr de azúcar glace

1 cucharadita de café de extracto de vainilla

3 claras (contando unos 30gr por clara si son pasteurizadas)

100 gr de harina

Mezclar la mantequilla, el azúcar y la vainilla hasta conseguir la consistencia de pomada. Batir ligeramente las claras a punto de nieve y añadir la mezcla anterior sin dejar de remover, por último la harina.

Precalentar el horno unos 180ºC.

Preparamos una manga pastelera (lo podéis hacer manualmente pero más cómodo y práctico con la manga) e ir disponiendo la masa para crear las lenguas de gato, separadas entre sí ya que tienen a crecer bastante a lo ancho durante la cocción. Hornear unos 8 minutos a 180ºC, o hasta que los bordes empiecen a dorarse. El centro debe permanecer blanco.

Y listas! Tanto a las tejas como a las lenguas les podéis dar un toque diferente, con chocolate negro/blanco, esparciendo azúcar glace a las lenguas nada más sacarlas del horno… Como tenemos niños por casa, preparé algunas mojándolas en chocolate y luego en bolitas de colores, quedaron muy divertidas!

DSCN8959  DSCN8960

DSCN8964  DSCN8966

Ala, por si no os había alegrado bastante la vista, me despido con estos dos “angelitos”, ¿veis cómo sufren en su hora del cortadito (extradescafeinado)? Si es que no se puede vivir!! jajajaj!!

Espero que os haya gustado! Muchas gracias por leer, comentar y compartir!!! Ya sé que son muchas cosas pero es que son MUCHAS gracias!!!!