Helado de avellana

Más vale tarde que nunca, ¿no?

Este año tengo heladera y le estoy sacando partido todas las semanas, no tienes que enchufar el horno, no pasas calor y encima el resultado es estupendo, así que de momento he preparado helado de chocolate, de vainilla, de turrón, de avellana y de canela.

El primero que hice fue de chocolate con cerezas, leí muchas recetas de helados y al final me decidí por probar yo misma a hacerlo a mi manera, resultado exquisito.

Helado de avellana

Me decidí por hacer una crema inglesa o pastelera (dependiendo de la maizena que me parezca ponerle en el momento) y luego la nata.

En fin, voy directamente con la receta que me lío…

Helado de avellana

Ingredientes:

500 ml de leche

200 ml de nata para montar

140 gr de azúcar blanco

40 gr de maizena

5 yemas

200 gr de avellanas (aunque tenía muy buen sabor la próxima vez le pondré más, así que unos 300 yo creo que será perfecto)

500 gr de nata para montar

Preparación:

Realizamos una crema pastelera: ponemos a hervir la leche y 200 ml de nata. A parte mezclamos las yemas, la maizena y el azúcar. Cuando hierva la leche con la nata vertemos la mitad en la mezcla de las yemas y ponemos el resto a fuego suave. Mezclamos bien y volvemos a verter la leche con las yemas en la leche que tenemos al fuergo, removemos sin parar hasta conseguir la textura de crema. Volcamos en otro recipiente y cubrimos con film transparente. Dejamos enfriar y refrigeramos en la nevera toda la noche.

Al día siguiente, picamos las avellanas. Yo quería conseguir el menor número de “tropezones” posible, así que primero las pasé por la picadora del robot de cocina, hasta que quedaron bien molidas y luego las pasé al vaso de la batidora y batí y batí como si me fuera la vida en ello (la mía y la de la batidora) y conseguí una crema sin ningún resto de grumitos de las avellanas, me quedé alucinada de lo que puede conseguir esta batidora mía, jejeje!

Ya en la batidora de barillas, vertí la crema pastelera y la batí unos segundos para que recuperará su textura. Después añadimos las avellanas bien molidas, mezclamos y añadimos poco a poco los 500ml de nata para montar bien fría. Montamos un par de minutos a alta potencia. Reservamos y preparamos el bol de la heladera. Y este proceso ya lo conocéis, dejamos mezclar a la heladera hasta conseguir la textura deseada. Vertemos en un tupper o recipientes individuales y al congelador al menos 8 horitas antes de consumir.

Sin heladera, pues lo metemos todo en un recipiente y al congelador con precaución de ir removiéndolo para que tome buena textura.

Y listo, a disfrutarlo con una salsa de chocolate, o tejas, barquillos….

Helado de avellanas

Espero que os haya gustado y os resulte interesante para probar en casa, las fotos no dicen mucho de un helado pero os aseguro que está riquísimo!

Anuncios

4 pensamientos en “Helado de avellana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s