Confit au lait (confitura de leche)

Esta receta que os traigo hoy es sencilla y rápida de preparar y además deliciosa.
Hace un par de años descubrí por primera vez la confitura de leche y me quede un poco paralizada al verla en el stand del supermercado porque no tenía ni idea que podía hacerse algo así (cuánta ignorancia por mi parte, jeje), pero no me decidí a comprarla ningún día así que no sabía cómo iba a estar hasta que la probé, ¡ayyy! está riquísima, suave, cremosa y dulce, ¡casi perfecta! Ahora me alegro de no haberla comprado nunca porque así no tengo con qué compararla más que con las que voy haciendo una y otra vez.

Así que os dejo esta recetita rápida (de escribir y de cocinar) y os recomiendo, casi os ruego que la probéis sino la habéis probado nunca; acompañando un buen pan tostado, unos crêpres franceses, algunas me han contado que con magdalenas… jijij! El límite es el cielo, jajaja.

Doy las gracias a mi amiga Vanesa por hacerle una foto a su regalito... si fuera por mi... ejem!

Doy las gracias a mi amiga Vanesa por hacerle una foto a su regalito… si fuera por mi… ejem!

CONFITURA DE LECHE

Ingredientes


1 litro de leche entera (yo la compro siempre fresca para esto)

350 gr de azúcar moreno (se puede hacer perfectamente con azúcar blanco pero la prefiero con el azúcar moreno o como mucho mitad y mitad)

1 -2 vainas de vainilla

(esto para el modo original, pero también la hemos preparado con canela y aquello está que te da un subidón que no veas, así que podéis probarla con las dos y si se os ocurre alguna otra idea, contad no os la quedéis para vosotros)

Preparación

En una cazuela u olla con las paredes altas vertemos la leche, el azúcar y las vainas de vainilla, abiertas para que suelten todos sus granitos. Llevamos a ebullición a fuego medio y cuando empiece a hervir bajamos a fuego mínimo. La dejamos así durante casi dos horas. Al principio vamos removiendo cada cinco-diez minutos. Cuando lleva una hora y cuarto (más o menos) veremos que ha reducido bastante y poco a poco el estado de la leche va cambiando y ya no es tan líquida sino que empezamos a ver que está espesando la textura de la leche, a ese punto remover más constantemente y cuando tengamos una mezcla espesita la tenemos lista para meter en los botes. La confitura no debe tener la textura de la confitura fría, o la que compramos, al parar el fuego, ya que, como sabéis, al enfriar sigue espesando, por tanto mejor que quede un poco más líquida de lo habitual que pasarnos de fuego. Como os digo, calculad una hora y 3/4 como mínimo para tenerla lista.

Pues solo nos queda verterla en los botes, cerrarlos bien y los ponemos sobre un paño humedecido boca abajo; los dejamos así hasta que enfríe completamente y ya no tenemos necesidad de hervir ni baños maría ni todas esas historias aburridas y pesadas para que no se pase o se estropee la confitura.

Espero que os parezca interesante la receta, de verdad, que es deliciosa y es tan fácil que tengamos los ingredientes a mano que si te levantas con ganas de confitura de leche la puedes tomar para merendar perfectamente, ¡jeje!

Muuuuuchos besos y hasta la próxima!!! Gracias por leer y seguir el blog, comentad y compartid a vuestro antojo, no seáis tímidos!!!

Anuncios

4 pensamientos en “Confit au lait (confitura de leche)

  1. Doy fe rica rica… la hecha con canela también está exquisita… de hecho fue la primera experiencia de crema de leche de Montse por tierras Cantabras…jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s