Tarta de tomates y queso de cabra

Esta tarta salió como casi siempre salen las cosas ricas: mmm, me apetece, me aptece… queso de cabra y tomates!! Y lo voy a hacer con… mmm, masa brisé que hay en la nevera!! ¡Qué buena! Y el segundo motivo que aceleró su llegada, fue que llevaba en Francia no se cuántos meses y allí no cocinaba casi nunca y ya iba teniendo mono de… horno!!

Total, que no puede ser más fácil de hacer y los ingredientes de lo más sencillito, seguramente los tenemos todos por casa en algún momento.

1 masa brisé, aunque puede ser hecha casera pero yo en ese momento no tenía tiempo, aunque lo que sí tenía eran unas ganas locas de comer esta tarta… así que no pude esperar.

Queso de cabra (de rulo)

Sal gruesa, pimienta, aceite de oliva virgen y albahaca fresca (también puede ser de la que está ya congelada… no recomiendo la seca porque la verdad es que pierde casi todo su maravilloso aroma)

¿Cómo la hacemos? ¡¡Súper facilona!!

En un molde redondo (o cuadrado depende de la marca de la masa brisé) extendemos nuestra masa y aunque no tiene mucha tendencia a subir, mejor pincharla con un tenedor en la base por si acaso es de altos vuelos.

La metemos al horno precalentado unos 180ºC, yo uso siempre el calor del turbo porque reparte mejor el calor por todo el horno, por tanto con unos 15 o 20 minutos estará lista, ¡vaya! cuando veáis que empieza a tomar el tonito dorado tan apetecible.

Mientras la tenemos en el horno, cortamos los tomates y el queso en rodajas.

La sacamos del horno y vamos disponiendo el queso y los tomates alternativamente. Cuando lo tenemos listo y bien bonito, le ponemos un fino chorrito de aceite de oliva (cuanto más bueno el aceite mejor, yo siempre lo uso virgen), un poco de pimienta recién molida y una pizca de sal gruesa. Y al final le añadimos la albahaca, picadita fina pero ¡¡que se vea!! Y lo volvemos a meter al horno, mínimo otros 15 minutos, podemos subir la temperatura hasta 200ºC, pero nunca poner la tarta justo al medio de la salida del calor, porque es bastante probable que se queme por arriba o que la parte que está más cerca del calor se churrusque más que la otra…

El resultado es genial, porque el tomate va soltando su jugo y poco a poco este juguito carameliza sobre la base brisé y le da un toque de sabor estupendo.

Recomiendo degustarla templada con una buena ensalada de brotes verdes y vinagre de Módena, aunque los que la probaron fría igualmente se relamían.

 

Recién salidita del horno… no se cómo aguantamos hasta que se le pasaron los calores para probarla!!

 

Y a partir de mañana, que es lunes y los propósitos se dejan para los lunes, empezará la repetición de recetas hechas mil veces pero no fotografiadas e iremos poniendo más cosas buenas y de las que alegran el paladar!!

Anuncios

4 pensamientos en “Tarta de tomates y queso de cabra

    • Muchas gracias maja!!! me alegro que te guste, es un placer leer estos comentarios… jejeje!!
      Tú apunta en la lista, que no sé de donde vamos a sacar los días para probar todo lo que queremos probar, jejeje!!!
      Ya me contarás cuando hagas alguna recetilla!! Besicos!!!

    • Gracias guapa!!! hace mucho que no la preparo, a ver si nos animamos pronto en la distancia a cocinarla un día, jejejej!!! Modo reto, jajajaj!!! Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s